Manipulación de los adolescentes

A los 13 años, un adolescente no tiene muchas claridades, pero ya ha aprendido una serie de artimañas del mundo que lo rodea. Y si eso ya suena a problemas, lo que viene es peor: ese mismo adolescente, como todos los demás de su edad, está en plenas capacidades para partir poniendo en práctica cada una de las estrategias de manipulación que le sirven para conseguir lo único que importa a esas alturas: libertad.

“El desafío de la paternidad en esta etapa es hacer frente al aumento de conflictos y de las mentiras”, explica el sicólogo estadounidense Carl Pickhardt, especialista en terapia familiar y autor de más de 10 libros sobre crianza. En la mitad de la adolescencia, dice el especialista, los jóvenes quieren experimentar en compañía de amigos y esa es precisamente su lucha diaria.

Aunque no todo es tan oscuro a esta edad. De acuerdo con el autor, si en la temprana adolescencia 9 a 13 años) las prohibiciones de los padres suelen alentar al niño a desobedecer, y en la adolescencia tardía (15 a 18) las prohibiciones suelen no tomarse en cuenta por el bien de la independencia, en esta etapa, entre los 13 y los 15, muchas veces “los límites que imponen los padres pueden ser de una ayuda inestimable: a menudo, los jóvenes están tan abrumados por las posibilidades de libertad, que un ‘no’ resuelve una situación que que les estaba costando enfrentar”.

Para cumplir el mandato que impone su edad, los jóvenes entre 13 y 15 años recurren a esas artimañas aprendidas. Especialmente a seis, que Pickhardt califica como “extorsiones” y para las que describe las posibles estrategias que deberían usar los padres.

Bloguero entusiasta, Editor en jefe de Tecnologia100.com, llevando informaciones sobre el mundo de la tecnología, celulares, aplicaciones y el funcionamiento de las redes sociales. Puedes seguirnos a través de Twitter en @Tecnología100 y a través de Google Plus Google+

Ver mi otras entradas